La soledad que sufren muchas personas mayores es una de las consecuencias más evidentes de los confinamientos, las restricciones de movilidad y las limitaciones de socialización que ha traído el coronavirus. Aunque nuestros mayores están menos digitalizados que otros sectores de la población, ello no impide que recurran cada vez más a la tecnología para paliar esa falta de contacto.

Ejemplo de esta realidad es que las videollamadas con familiares y amigos se disparan más de un 20% entre los mayores de 65 años desde la irrupción de la Covid-19. Así se desprende de la encuesta realizada por la consultora Análisis e Investigación sobre los cambios en los hábitos digitales antes y después de la pandemia en ciudadanos que superan esa edad.

Las videollamadas, útiles contra la soledad

Destaca que 4 de cada 5 personas en ese rango de edad aseguran sentirse más acompañadas gracias a las videoconferencias: algo más el 28%, bastante más el 40,5% y mucho más el 10,8%. Esa capacidad para proporcionar cercanía hace que, de las actividades que este grupo de población lleva a cabo en Internet, sea la que más crezca.

En concreto, el 38,8% de los encuestados manifiesta que usa ahora las llamadas que unen voz e imagen para estar en contacto con la familia y los amigos. Esa cifra supone un incremento de más de 21 puntos en relación al 17,5% que realizaba videollamadas antes de la pandemia.

De los encuestados, el 48,2% de las mujeres se sirve de videoconferencias, mientras que, en el caso de los hombres, el porcentaje es del 31,9%.

Otra de las consecuencias de este escenario sin precedentes tiene que ver con las citas médicas en remoto: antes de la crisis pandémica sólo optaba por esta vía el 6,3% y después el 14,8%. Es decir, que su número se duplica ampliamente.

El comercio electrónico se eleva igualmente entre las personas en edad de jubilación (del 19,3 al 24,8% de los encuestados). Aunque, en este campo, el aspecto más llamativo es que el 57,8% esgrime como razón para adquirir productos por Internet el poder evitar salir de casa. Además, la proporción de mayores de 65 años que adquieren on line los artículos de alimentación se dobla desde la aparición del coronavirus (del 8,3 al 16%).

El uso de las redes sociales y banca online también aumenta.

Las RRSS van convenciendo progresivamente al colectivo en análisis, dado que el 47,5% las utiliza ahora, frente al 40,5% que lo hacía antes de que se desatara la crisis sanitaria. Destacan en este ámbito las mujeres entre 70 y 75 años.

Las webs para buscar pareja apenas gozan de popularidad en este segmento demográfico, aunque registren un incremento de acogida del 0,5 al 1%.

En la línea del resto de usos tecnológicos, sube el porcentaje de los individuos consultados que ejecuta sus gestiones bancarias de manera telemática (del 48,3 al 52,8%) y que consume contenidos de plataformas en streaming, tales como Netflix o HBO (del 25,3 al 35,8%). En ambos casos, son los hombres de entre 65 y 70 años los más implicados.

Fuente: Adamo y Análisis e Investigación

Configurar cookies

Las Cookies son pequeños dispositivos que se almacenan en los terminales de los Usuarios y permiten recordar datos de navegación de éstos. Las cookies utilizadas en ésta Web son importantes porque sirven para mejorar su experiencia, recordar detalles del inicio de sesión, proporcionar contenidos adaptados a sus gustos y hacer éste sitio más seguro y fácil de utilizar. Si hace clic en aceptar, navegará directamente por la Web y acepta el uso de todas las cookies. Si hace clic en Información y preferencias, obtendrá información sobre las cookies que utilizamos y podrá elegir sus preferencias de navegación. Al cerrar sesión, usted podrá eliminar las cookies desde su navegador.

Usted ya seleccionó sus preferencias sobre cookies en sesiones anteriores. ¿quiere modificarlas?

×